top of page

Consumo colaborativo; otro puede usar tu coche mientras tú no lo utilizas


La mayoría de las personas que viven en grandes ciudades y tienen un coche en propiedad no lo utiliza a diario. El coche pasa más tiempo en el garaje que en la carretera y quienes necesitan utilizar un vehículo optan por las empresas de alquiler. Aunque lo ideal sería movernos en bicicleta o que todos los vehículos fueran eléctricos, para evitar la contaminación y minimizar los residuos de CO2, una opción interesante que se está extendiendo, es la de poder alquilar nuestro coche cuando no lo necesitamos, fomentando así el consumo colaborativo y la economía circular.


Se considera consumo colaborativo, el basado en actividades que fomentan un intercambio de bienes y servicios a cambio de una compensación previamente acordada.

Estas actividades colaborativas suponen un cambio cultural y económico en nuestros hábitos de consumo, ya que plantean una transición del consumo individual hacia nuevos modelos de consumo basados en la colaboración y en compartir.

Algunas empresas, a través de internet, han implementado plataformas para poner en contacto a usuarios que deseen alquilar un coche por horas con aquellos que tengan uno disponible y así puedan rentabilizarlo. Para que estas iniciativas funcionen, deben contar con la confianza de los consumidores y para ello las empresas que las ponen en marcha inciden en la importancia del seguro de que disponen, además de las valoraciones que los usuarios añaden tras utilizar sus servicios.


Algunos ejemplos de estas plataformas son:


Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page